• Una asociación canónicamente constituida con vocación contemplativa.

  • La formamos católicos que amamos a Jesús Sacramentado y que queremos gozar de su compañía durante unas horas de la noche.

  • En el silencio de la noche: adoramos, oramos, expiamos, reparamos, damos gracias a Dios Padre ante Jesús Sacramentado.

  • Como nuestra vida cotidiana se desenvuelve en medio de las realidades temporales de familia, amistades y trabajo, cualquier hombre, que comprenda nuestro carisma, puede integrarse en nuestros grupos.

  • ¡Jesús y sus amigos te esperan!: para Dios no hay distinciones.

Atrás