• Porque así imitamos al Maestro quien frecuentemente pasaba la noche en oración.

  • Porque en la paz y el silencio de la noche es más fácil recogerse y elevar el espíritu para la contemplación de Dios.

  • Porque la noche, para muchos cristianos, es el mejor momento para rezar y rezar despacio.

  • Porque también es tiempo de salvación, y un buen momento para la reparación.

  • De noche ...

... Abraham contaba tribus de estrellas.

... Samuel oyó por tres veces su nombre.

... a S. José le fue desvelado el misterio de la Encarnación.

... nace el Salvador en un pesebre.

... es anunciado este Nacimiento a los pastores.

... ora Jesús en el Huerto de los Olivos.

... es ultrajado el Señor.

... se produce su gloriosa Resurrección.

... abre los ojos a los discípulos de Emaús.

Atrás